¿Qué hacer mientras espero a mi futuro esposo?

que hacer mientras espero un esposo

Esperar es una de las cualidades mas difícil de desarrollar para el ser humano; nos cuesta de manera increíble practicar ser paciente, decimos confiar en Dios pero esperar de manera indefinida sin un cuando y donde nos llena de incertidumbre, así que, para ayudarte a hacer esa espera al menos un poco mas ligera y aprovechando el tiempo te comparto algunas ideas.

Mientras esperas analiza cuales son tus motivaciones para desear un esposo. En un artículo anterior les hablé sobre razones equivocadas para elegir un esposo el cual te recomiendo leer. Mientras esperas, prepárate para ser ayuda idónea. Leí en el libro Dama en espera que:

“La mujer soltera que entiende el significado de estar completa en Jesús es lo suficientemente madura para ser ayuda idónea”.

Ser ayuda idónea es que tus conocimientos, destrezas y habilidades estén  a la disposición de tu esposo y tu familia, que seas su complemento y juntos poder crecer y alcanzar metas propuestas. Ser ayuda idónea tiene en cierto modo tiene mucho que ver con ser virtuosas como la mujer de proverbios 31.

Algo más que puedes hacer es sustentar bíblicamente las cualidades que buscas en el esposo correcto, por ejemplo:

-Que sea controlado por el Espíritu. Efesios 5:18

-Quebrantado, que sepa cuando apoyarse en Jesús. Filipenses 4:13

-Motivador, hombre de visión. Romanos 10:14

-Espíritu sensible, sintonizado con las necesidades de los demás. Gal 6:2

-De oración. Fil 4:2

-De familia que que quiere tene y educar sus hijos. Prov. 22:6

(Fuente lista de cualidades, Dama en espera pag. 143)

Algo muy importante y que como solteras pasamos por alto es el hecho de orar por el futuro esposo y no me refiero a orar para que Dios traiga pronto a nuestras vidas a esa persona especial, tampoco me refiero al hecho de destacar las cualidades físicas (que es válido). Me refiero a oraciones por:

 

-Su vida espiritual

-Salud

-Finanzas

-Familia

-Dirección de Dios para su vida

-Sabiduría

-Que crezca en amor

-Que descanse en Dios

-Que sea buen padre, etc.

Antes de finalizar quiero hablarles del hecho de querer  “Un príncipe para una princesa” si quieres un príncipe sé una princesa. Aprovecha éste tiempo de espera para crecer espiritual, emocional y profesionalmente, siempre hay algo en que podremos ser mejores, ser nuestra mejor versión.

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.  Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. Salmos 37:4-5

DESCUBRE

Comparte este Artículo