Cinco razones equivocadas para elegir pareja

elegir pareja

Existen muchas, por no decir miles de razones, por la cual una mujer anhela casarse o vivir ese hermoso proceso de conocer a alguien especial, el amor de su vida, con quien vivirá por el resto de sus días; y también, porque es un deseo dado por Dios y el gestó todo para que todas las criaturas de la tierra vivamos en pareja.

El problema es, ¡y vaya que es un problema! Que muchas veces nuestros motivos para encontrar pareja están fundamentadas en razones equivocadas, vanas y a veces hasta egoístas; nuestras emociones, que son reacciones que experimentamos debido a una estimulación externa o provocada por nosotros mismos, hacen que tomemos decisiones precipitadas que terminan siendo muy equivocadas en cuanto a elegir pareja. Por lo cual personalmente te recomiendo hacer una lista sobre cuáles son tus motivaciones para elegir pareja y si no te resulta fácil o entiendes que esa lista podría ser extensa, entonces haz una lista sobre cuáles son las razones por las cuales no te casarías.

La idea es transparentar nuestros deseos de tal manera que podamos saber cuál es esa persona especial para nosotras, porque existen muchas personas hombres y mujeres con excelentes cualidades pero que no necesariamente podrían ser un complemento para tu vida y claro está, que la biblia nos ayuda bastante al momento de elegir a una pareja, no basados en emociones sino en lo que agrada o no a Dios.

Déjenme decirles algo respecto a las emociones y los deseos; nuestros ojos son bastante inquietos y a través de ellos llega información a nuestro cerebro y las convierte en emociones que van a nuestro corazón, y muchas veces conscientemente las alimentamos y convertimos en deseos y sentimos que de no tener eso que deseamos nuestra vida no tiene sentido.

Nosotras decidimos, no nuestras emociones; siempre digo que por alguna razón puso Dios puso distancia entre el cerebro y el corazón y no los colocó juntos en nuestro cuerpo. No podemos pasarnos la vida equivocándonos o probando una y otra vez a ver con cuál resulta. No siempre los estándares aceptados por la sociedad es lo bueno, hay que conocer a la persona y buscar dirección de Dios. Tenemos la libertad de elegir pero tenemos a quien pedirle guía y en quien buscar dirección. Ahora veamos cuales serían esas razones equivocadas para elegir pareja

1.- No quiero estar sola

Lo primero es que no estás sola, a menos que voluntariamente hayas decidido aislarte. Hay personas a tu alrededor a las que quizás le has cerrado las puertas de acceso hacia ti. Conoce gente, sal, explora y sobretodo reconoce que Dios siempre estará contigo. Si siempre dependes de otras personas te decepcionarás y estarás triste cuando esa persona no pueda estar contigo. Vivimos en un mundo cada vez más agitado en donde acercamos más en el mundo digital pero no estamos de manera física y es algo que las personas deben trabajar en sus vidas estableciendo prioridades, pero es algo real.

2.- Necesito que me amen

Todos necesitamos que nos amen; pero primero, debemos amarnos y aceptarnos, segundo reconocer el amor de Dios especialmente cuando ha sido expresado a través de su hijo a quien por amor entregó para salvar nuestras vidas. ¿De qué personas te rodeas? ¿Cómo sabes que no te aman? ¿Qué estás haciendo que las demás personas no sienten la confianza de expresarte su amor? (Porque no siempre es culpa de los demás).

3.- Necesito mejorar mi situación económica

¡No, no y no! Esta nunca debe ser una razón para encontrar pareja, los bienes se deterioran, se pierden, se devalúan, la situación económica cambia por diferentes motivos, ¿qué pasará cuando la situación económica cambie? ¿qué harás? ¿abandonarás a tu pareja? No, lo ideal es que ambos tengan un proyecto de vida y se colaboren. No es que rechaces a alguien porque tiene mucho más dinero que tú, es que estés consciente de si eso es lo que más te importa o es la persona en sí.

4.- Quiero un padre para mis hijos

Este es otro gran no, ya sea que tus hijos no conocen a su padre, que ha muerto o que es un irresponsable, ellos ya tienen un padre. No puedes cambiar eso, no puedes sustituir a su padre. Ahora bien puedes elegir a alguien que ame a tus hijos y que esté en la disposición de asumir ese rol, pero esa no debe ser la motivación para encontrar una pareja. Si eliges correctamente para ti, elegirás correctamente para ellos.

5.- Me estoy haciendo muy mayor (No tengo hijos)

Algo realmente inevitable es que los años pasan y cuánto sufrimos las mujeres cuando llegamos a la década de los 30 y aún estamos solteras y no hemos tenido hijos. Aunque la mentalidad de las mujeres ha ido cambiando muchas sufren inevitablemente por estas razones, lo bueno, amiga, es que las bendiciones de Dios no tienen fecha de vencimiento, si Él te prometió que lo hará, pues lo hará. Mientras tanto prepárate para ser la princesa que tu príncipe merece. Ocúpate de las cosas de Dios y El tendrá cuidado de ti y suplirá tus necesidades.

El matrimonio es algo muy serio como para que se fundamente en razones equivocadas, es algo para toda la vida y equivocarse al elegir a esa persona puede convertir tu matrimonio en una carga para toda la vida o en un fracaso. Dios tiene cuidado de cada una de sus princesas y no quiere que nuestro corazón sea roto. El guía nuestros pasos y nos ayuda en nuestras decisiones si nosotras buscamos consejo en él.

No nos precipitemos aunque: No quieras estar sola, necesites que te amen, necesites mejorar tu situación económica, quieras un padre para tus hijos o sientas que estás envejeciendo. Recuerda que el amor es benigno, no deben sacar provecho uno del otro, no hace nada indebido, no busca lo suyo, se goza de la verdad, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera (1 Corintios 13). Esperemos en nuestro Dios y seremos bien recompensadas.

Escrito por: Esther Herrera @madajari

DESCUBRE

Comparte este Artículo