No ignores las señales de tu cuerpo

escucha tu cuerpo

Recientemente estuve presentando una dolencia en un área de mi cuerpo, la cual me generó un poco de temor porque no era un dolor normal, ni que antes había sentido. Lo cierto es que ese mismo temor de pensar que podía tratarse de una grave enfermedad, en lugar de alertarme, me paralizó. Tenía miedo de ir al médico y de que me diera una mala noticia. Pero al fin y al cabo, luego de comentárselo a unas amigas íntimas, me llené de valor y dejé a un lado el temor y fui entonces a hacerme un chequeo.

Para mi suerte el dolor no se trataba de nada grave, en el momento en que lo supe respiré profundo y como dicen “me volvió el alma al cuerpo”. Lo cierto es que esta realidad que yo por un momento viví, muchas personas la atraviesan, es una gran mayoría de individuos los que sienten pánico de acercarse a un médico por el miedo de que les vayan a encontrar algo anormal. Por cierto, mi mamá es una de esas personas, que poco visita al médico por esa razón.

El temor es algo normal que sentimos todos los seres humanos ante ciertas situaciones que pueden ser inusuales o desconocidas. El detalle está en permitir que ese temor nos amedrente e intimide por completo y más tratándose de la salud, que es algo con lo que no podemos jugar, ni dejar pasar por alto.

Meses atrás escuche el caso de la mejor amiga de una compañera de trabajo, quien por cierto tiempo estaba presentaba unos dolores en el estómago, los cuales dejó pasar, sin prestarle la mayor atención. Al tiempo el dolor se agravó y al no soportarlo y decidir ir al médico, luego de algunos resultados concluyeron que se trataba de cáncer en el estómago, lamentablemente el tumor estaba muy avanzado y solo pudo resistirlo unas pocas semanas.

Casos como este suceden mucho, pero la verdad es que enfermedades como estas no ocurren de la noche a la mañana, siempre suceden progresivamente y anunciadas tras ciertas señales que envía al cuerpo, aunque en algunos casos suelen ser silenciosas. Es por eso que es realmente importante no ignorar ninguna señal que muestre tu cuerpo u organismo; normalmente siempre te avisará que algo no está bien por medio de algún malestar o dolor. En el caso de que no suceda así, es vital realizarse chequeos médicos periódicamente para comprobar que tu cuerpo y organismo estén en óptimas condiciones.

El doctor José Sucre, médico internista, comenta que entre los dolores más comunes y propensos a nivel de Latinoamérica se encuentran: estómago, cabeza, columna cervical y menstrual. Explica que muchas veces la frecuencia se relaciona con la edad y sexo de la persona.

Aunque debemos estar alerta en todo momento y cuidar nuestro cuerpo, tampoco es bueno caer en el extremo de convertirte en una persona hipocondríaca (persona que presume estar siempre enfermo). Hay que ser objetivos y consultar al médico.

Busquemos salud y no tendremos que buscar sanidad. La mejor manera es manteniendo un estilo de vida saludable, haciendo ejercicios, teniendo una buena alimentación, una mente libre de cosas negativas y un corazón lleno de paz y del amor de Dios.

Escrito por: Shaysiu García

DESCUBRE

Comparte este Artículo