Cuestión de pechonalidad

cuestión de pechonalidad

Cuando tenía 12 años parecía una niña de nueve, mis pechos apenas comenzaban a asomarse y ya iba por el segundo año de secundaria. Era difícil ver a todas las demás chicas con los senos ya mucho más grandes que los míos.

El proceso fue lento, digamos que me crecieron un poco más de allí hasta mis 15. Pero no crecieron más. Todavía estaba por debajo de lo que yo consideraba para ese momento como “normal”. Los brasieres con relleno se convirtieron en un must de mi guardarropas, pues me sentía insegura de cómo se veían mis senos.

¿Se parece a tu historia? Yo pensé que eso nada más me pasaba a mí sola, pero sorprendentemente la vida me ha permitido conocer a muchas otras chicas más con problemas por “cuestiones de pechonalidad”. Entonces, me pregunto ¿quién está mal? ¿nosotras o el resto del mundo?

Advertisement

Digo, porque lo que yo consideraba normal, resultó ser lo anormal. Chicas, olvídense, esa historia de que uno debe ser 90-60-90. Eso solamente pasa en la televisión, ni siquiera las artistas de Hollywood tienen esas medidas y eso que muchas están entre las listas de las más sexys cada año. Sino pregúntenle a JLo, a ver si el hecho de tener los senos pequeños le ha impedido ser la mujer mejor pagada de todo Hollywood y una de las más influyentes y deseadas.

La gran mentira publicitaria

¡Sorpresa! Nos han querido hacer creer una vil mentira. Usar talla 36D en brasiere no te hará más mujer que una que usa 32B, ni mucho menos hará que consigas pareja más rápido, porque el hombre que vaya a establecerse contigo, tiene que hacerlo porque te ama, porque ama la mujer que hay dentro de ese caparazón que llamamos cuerpo, no por el tamaño de tus pechos, porque si así fuera, ¿de verdad crees que un hombre así estará contigo hasta que la muerte los separe?

Advertisement

En este orden de ideas, el portal web SoloNosotras.com señala que estudios apuntan a que el tamaño de los senos no es más que un tabú sexual que impone la sociedad, donde se cataloga a las mujeres con senos grandes como más bellas o mejores que las que los tienen pequeños.

¿Tener senos pequeños afecta la sexualidad?

De ninguna manera, según el sexólogo Germán Cuartas, la talla del busto no es directamente proporcional al placer sexual que siente tanto un hombre como una mujer en la intimidad. “Ha sido la publicidad la que ha guardado en el subconsciente de los hombres que las mujeres con senos grandes son símbolos sexuales”, afirmó el experto durante una entrevista realizada por el Diario El País, en Colombia.

Opinión que confirma la sexóloga Frauky Jiménez, quien señala que “las mujeres con poco pecho pueden llegar a disfrutar más del sexo, pues su pareja no se concentrará en sus senos descuidando otras partes del cuerpo, igual de importantes”.

Así que ya lo sabes, no tienes que vivir más acomplejada por tener los senos pequeños, libérate de esos tabúes absurdos que han impuesto unos pocos y disfruta plenamente de tu apariencia. Recuerda siempre que la obra del diseñador original (Dios), siempre será mucho mejor que la de cualquier cirujano.

Advertisement

¿Te interesa seguir leyendo acerca del tema? No te pierdas entonces de el siguiente artículo: Cinco ventajas de tener senos pequeños.

¿QUIERES SER BLOGGER?

DESCUBRE

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.