Cinco tips para emprender en redes sociales (I parte)

Sé que muchas de ustedes tienen negocios propios, emprendimientos o proyectos en los que las redes sociales se vuelven una plataforma casi indispensable para darlos a conocer. Las redes sociales se han convertido un medio de comunicación masivo, casi al nivel de la televisión, y estamos exponiendo nuestra marca o proyecto a un público tan amplio que ni podemos imaginarlo. Esto nos dice que básicamente NO podemos improvisar.

Como profesional en el área de marketing digital, les voy a dar unos consejitos bastante valiosos que estoy segura que les servirán un montón al momento de empezar a gestionar las redes sociales de una forma un poco más atinada y cumpliendo con los objetivos que se planteen. ¡Comencemos!

1. Plantea un objetivo

Esto es responder a una sencilla pregunta: ¿Para qué quieres estar presente en redes sociales? ¡Ni se te ocurra decir: “vender”! Las redes sociales no son para vender. Cuando hablamos de gestión de redes sociales para marcas, encontramos 2 objetivos principales: exposición e interacción.

Ahora bien, puede ser que a través de la exposición y posicionamiento que logres con tu marca puedas influenciar en decisiones de compra, pero no lo hace su objetivo principal. Pero bueno, volviendo al tema, puedes plantearte objetivos de branding o reconocimiento de tu marca, de tráfico o visitación a tu sitio web, de interacción, de amplificación de determinada información, entre otros.

Definir esto te ayudará a darle forma a tus mensajes de forma que cumplan con esa meta que te trazaste.

2. Define un público meta

Se trata de responder la pregunta: ¿Para quién? No es lo mismo hablarles a mujeres que hablarles a hombres. Tampoco es lo mismo hablarle a un grupo de personas entre 13 y 18 años de edad que hablarles a personas de 25 a 35 años, por ejemplo.

Por esto es súper importante que podamos seleccionar muy bien nuestra audiencia de forma que podamos personalizar los mensajes y poder conectar con ellos. O sea, ¿se imaginan tener un público de hombres, entre 35 y 55 años de edad, y estar escribiendo con corazoncitos y estrellitas y frases “girlys”? Eh… ¡como que no queda nadita bien! Si quieren ser aún más específicas, pueden segmentar su público también por ubicación geográfica y por intereses o comportamientos, de forma que puedan escoger formas de hablar y contenidos que ustedes sepan que van a tener afinidad con su público.

3. Selecciona las redes adecuadas

Hay miles de redes sociales y muchas veces caemos en el error de crearnos perfiles o páginas en cuanta red social de moda haya. Esto solo va a lograr que diluyamos nuestros esfuerzos y no nos concentremos en las redes sociales que son ideales para nuestra marca. Investiga las características de las redes sociales de mayor uso en tu zona de interés y determina cuál red social funciona mejor según tu marca, según tu objetivo y según tu audiencia.

4. Define una personalidad de marca

Es demasiado extraño hablar con alguien que tiene múltiple personalidad (nunca lo he hecho, pero imagino que debe ser bastante raro). O hablar con ese tipo de personas que no tienen pasiones en la vida, que no se expresan, que no nada, que solo existen. Bueno, así es una marca en redes sin personalidad.

Haz que tu marca tenga una personalidad súper marcada, que se adapte a tus valores y que al mismo tiempo tenga afinidad con tu público. Define cómo se comporta: es ¿seria?, ¿divertida?, ¿formal?, ¿joven?, ¿adulta? Escoge frases, palabras y hasta los emojis que usa, de manera que el público pueda sentir que habla realmente con alguien humano y que al mismo tiempo genere recordación, esa huella única que queremos dejar.

5. Establece temas a tratar

Ya teniendo tu objetivo claro, tu audiencia definida, tus redes seleccionadas y una linda y despampanante personalidad de marca, ahora sí ¿Qué tipo de contenidos te ayudarán a cumplir tus objetivos y conectar con tu audiencia? Analiza los temas que puedas abordar relacionados con tu marca o proyecto: tips, consejos, datos curiosos, frases, tutoriales, testimoniales, características y ventajas del producto, cómo utilizarlo, aplicaciones (en caso de que sea una marca que ofrezca productos).

 Estos 5 pasos son fundamentales que los tomes en cuenta al iniciar el manejo de tus redes sociales. Ponlos en práctica e irás por buen camino. ¡Pronto les estaré dando más consejitos!

DESCUBRE

Comparte este Artículo