Cinco razones por las que odio la pornografía

La pornografía nos vende a las mujeres un falso sentimiento de autosuficiencia e independencia, nos dice que si la vemos y somos más abiertas a ella podremos levantar más en alto nuestros derechos de igualdad. Mujeres feministas aseguran que si somos dueñas de nuestro cuerpo podemos disfrutar de él libremente. No hay una cosa más alejada de la verdad que esto y te diré el porqué.

La pornografía usa a las mujeres como juguetes y objetos sexuales:

La pornografía le da un mensaje al hombre; la mujer que ve dentro de ella está disponible para complacerlo siempre que lo necesite. Esto genera en el hombre estándares absurdos, promueve una sexualidad irreal. El hombre se acostumbra a no entregar nada, ya que con la pornografía puede llegar al clímax de su satisfacción sin tener que complacer a una mujer.  El verdadero amor no es egoísta, se basa en el disfrute mutuo. Las mujeres difícilmente estamos dispuestas al sexo las 24 horas del día e igual no se trata de darle placer al hombre sin recibir nada a cambio, como en una egoísta relación unilateral.

La pornografía te dice mentiras

Sí, la pornografía te miente sobre tu cuerpo, sobre tu sexualidad, sobre cómo deberías y cómo no tener relaciones sexuales. Muchas de estas mentiras se inyectan en la mente de hombres y mujeres haciendo cambiar la percepción de la belleza verdadera. Porque en la pornografía los senos pequeños no existen, las mujeres no tienen celulitis y, aparte de todo esto, te venden que el sexo no tiene nada que ver con el romance.

La pornografía crea adicción 

Se dice que los hombres se enganchan más con la pornografía debido a que ellos son mucho más visuales que nosotras, pero aunque las mujeres somos más auditivas cuando vemos pornografía, el efecto producido en el cerebro es el mismo que se produce en el hombre. En definitiva, seas hombre o mujer, consumir pornografía se convierte en una adicción tan grave que se compara a la adicción a la heroína, al “crack” o a la cocaína. La pornografía es considerada la droga del sigo XXI.

La pornografía promueve la trata de mujeres y niños

Este es el punto más importante por el la cual odio la pornografía. Este cybernegocio y el tráfico de mujeres y niños van de la mano, es un hecho y nadie puede negarlo, este es un problema de derechos humanos. La trata de personas mueve más de 32 000 millones de dólares por año en el mundo. La oferta, la demanda de pornografía y la impunidad hacia el tráfico sexual  crean el entorno perfecto para ganancias elevadas y con poco riesgo para los traficantes. Conociendo ya todo esto me pregunto: ¿Cómo algunas personas siguen defendiendo la pornografía cuando hay hechos verídicos del daño que causa?

La pornografía daña a la familia

Unas gotas de pornografía pueden ser el veneno necesario para matar tu relación de pareja e incluso la relación con tu familia. La mujer que descubre a su esposo viendo pornografía usualmente maneja sentimientos de decepción, ira, depresión, traición, infidelidad y desconfianza. Que un hombre se sienta mejor viendo pornografía que disfrutar el sexo con su esposa puede ser devastador. Tranquila, si estás pasando por esto, sigue leyendo, quiero contarte algo.

En este punto me quiero expandir un poco más porque quiero ser bastante directa contigo, estoy casada con un ex adicto a la pornografía, no es algo que él oculte ni yo tampoco, nuestro pasado ya no es usado para debilitarnos o señalarnos, más bien creemos que si Dios pudo cambiarnos, ¿por qué no iba a hacerlo Dios con tu familia?

Si decides amarlo, ayudarlo y comenzar de nuevo, te doy la bienvenida al club de las esposas perdonadoras. No será un proceso rápido ni mucho menos fácil pero si como pareja se proponen a superar este problema, seguro podrán salir adelante ante cualquier situación que se les presente.

 Algunos datos sobre la pornografía:

  • La palabra “pornografía” se deriva del griego “pome”, que significa prostitución, y de “grafos” que significa descripción. De esta manera, la pornografía sería la descripción de la prostitución.
  • La pornografía puede ser tanto auditivo como visual, tienen el mismo efecto: ambos, en igual medida y sin importar a quién van dirigidos, tienen la capacidad de generar excitación sexual.
  • Hay varios tipos de pornografía, algunos la categorizaron en publicitaria, suave o hardcore. Es necesario aclarar que todos los tipos de pornografía tienen la misma consecuencia: la tergiversación de la sexualidad.

¿Qué dice la Biblia de la pornografía?

Mateo 5:28 Traducción en lenguaje actual (TLA)

“Pero ahora yo les aseguro que si un hombre mira a otra mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, ya fue infiel en su corazón”.

1 Corintios 6:18-20Traducción en lenguaje actual (TLA)

“No tengan relaciones sexuales prohibidas. Ese pecado le hace más daño al cuerpo que cualquier otro pecado. El cuerpo de ustedes es como un templo, y en ese templo vive el Espíritu Santo que Dios les ha dado. Ustedes no son sus propios dueños. Cuando Dios los salvó, en realidad los compró, y el precio que pagó por ustedes fue muy alto. Por eso deben dedicar su cuerpo a honrar y agradar a Dios”.

No sigas preguntándote si es malo algo que es evidente. Dios te ha llamado a ser diferente.

Si también odias la pornografía, comparte este artículo con tus amigos.

Comparte este Artículo