Conoce y aprende la historia del libro de Ester – Asume tu posición – Parte I

Libro de libro de ester biblia

La historia de Ester

¿Has leído el libro de Ester en la Biblia? Ester, según podemos leer, era humilde y había sufrido la pérdida de sus padres, por compasión, por amor o por cercanía fue luego adoptada por su primo Mardoqueo, cuando el rey Asuero luego de ser avergonzado por la reina Vasti, decide, por el consejo previamente recibido de los príncipes, elegir una reina para ocupar el lugar de esta; Ester fue una de las doncellas elegidas para ser preparada y presentada delante del rey.

Personalmente, no creo que Ester tenía agendado participar en un evento como este, para ocupar la posición más alta que una mujer podía tener en un país en aquellos tiempos, pero Dios la sacó de su humilde lugar de origen y la llevó a aquel reino para cumplir con un propósito muy especial.

Lo importante de la historia de Ester

 Es el hecho de que ella asumió su posición desde el inicio cuando fue llevada a la casa de las mujeres como candidata, hasta ser presentada delante del Rey y elegida por él. Obedeció a Mardoqueo cuando este le aconsejó sobre no hablar de su origen y a Hegai, eunuco del rey, de quien prácticamente recibió asesoría de como presentarse delante del rey ya que ella no solicitó nada, sino lo que él entendía ella debía llevar.

Advertisement

Es hora de asumir tu posición

La mayoría de las veces, en diferentes áreas de nuestras vidas las mujeres no, nos dejamos guiar, (especialmente en estos tiempos) analizamos los posibles escenarios y las posibles consecuencias y tomamos la decisión que a nuestro juicio es la mejor.

Claro, no es que seamos rebeldes sin causa, reconozco que Dios ha dotado a la mujer de unas cualidades excepcionales, un instinto innegable, un amor infinito, un coraje y una fortaleza que no tienen comparación, pero a veces perdemos mucho por no asumir el rol o la posición que ocupamos.

Las mujeres somos generadoras de vida, pero también somos generadoras de cambios que transforman vidas y ese es un gran poder.

Todo andaba bien en la vida de Ester hasta que su pueblo se vio amenazado y le llegó ese momento, el cumplimiento del propósito por el cual Dios la había llevado a ese lugar, el momento de asumir su posición y mostrar de que era capaz.

Por más que trato, no puedo imaginar el sentimiento al recibir esa noticia y tener que tomar una acción, o simplemente no hacer nada y dejar que pase lo que tenga que pasar, por supuesto, el camino fácil sería lo lógico, usar cualquier excusa, el decir no puedo hacer nada, no está en mis manos, no puedo ver al rey hasta llegado mi tiempo porque podría perder la vida y muchas excusas más, las que en realidad no lo eran, pues todo eso era cierto.

Sin embargo, nosotras hoy en día tenemos esa capacidad de inventar excusas para no hacer, para no lograr, para no cumplir nuestra parte respecto al plan de Dios para nuestras vidas.

Advertisement

“Tengo mucho que hacer…”

“Los niños me absorben…”

“Mi esposo, las cuentas, el ministerio…”

Puedo decirte que todo es posible cuando decidimos hacer lo que nos toca hacer. Cuando entendemos que tenemos una responsabilidad, un rol, una posición con la cual cumplir como hija de Dios, cristiana, madre, esposa, en fin, mujer.

Cuando entendemos lo maravilloso que es creerle a Dios y seguirle Él se encarga de guiar nuestros pasos y poner orden en cada área de nuestra vida de tal modo que nos resulta increíble que el tiempo nos alcance para más cosas de las que nos hemos propuesto hacer y esto resulta porque Dios se agrada de que hagamos su voluntad, de que le creamos y hagamos lo que es correcto para nuestras vidas y la vida de quienes nos rodean.

El momento cumbre en la vida de Ester había llegado, el pueblo judío corría amenaza de muerte debido a un plan orquestado por Aman a quien Asuero había puesto sobre todos los príncipes que estaban con él. Y ahí estaba ella, siendo Judía y siendo reina, el momento había llegado, podía simplemente develar quien era ella y decirle al rey haz condenado mi vida y la de mi pueblo porque yo soy judía y morir, o guardar silencio y ver morir a su pueblo y cargar con ese pesar el resto de su vida.

Todos en la vida tenemos un rol que desempeñar, una posición que asumir, la cual es determinada por nuestras decisiones y por el propósito de Dios en nuestras vidas.

Existen muchas áreas en nuestras vidas en las que aún no hemos trazado un plan específico, (completar estudios, viajar, formar familia, ir al seminario) ya que solo estamos vivi endo un día a la vez, pero de repente llega Dios a poner en acción ese plan para nuestras vidas, un plan del que no tenemos detalles y posiblemente no sabemos con certeza el camino que debemos tomar.

Advertisement

Desempeñar un rol en cualquier área de nuestra vida requiere sabiduría, coraje, valor y hasta paciencia, pero sobre todo confiar en Dios y eso fue precisamente lo que hizo Ester, confió en Dios y sabiamente ejecutó un plan y se vistió de valor.

En la próxima parte de este artículo veremos más a detalle esas cualidades  que ella usó como herramientas para asumir su rol, de manera que tú también puedas aprender a visualizar cuales son las que tú puedes usar para asumir el tuyo.

Conoce y aprende la historia del libro de Ester Parte II

 

¿QUIERES SER BLOGGER?

DESCUBRE

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.