¿Príncipe azul o “crush”?

Cuando estamos en la búsqueda de nuestra media naranja, estamos atentas a cualquier prospecto que se nos acerque: ¿Será este? Y, a veces, estamos tan cegadas y desesperadas por encontrar a ese hombre ideal que nos dejamos llevar por cualquier mínima emoción y sentimiento que se nos cruce. Tenemos que tener extremo cuidado porque es en estas situaciones que nos encontramos con decepciones y podemos salir heridas y, de hecho, herir también a esa persona a quien ilusionamos. Es en estas circunstancias en las que podemos enterarnos demasiado tarde de que esa persona, realmente, no nos gusta.

Hay muchas formas o razones por las que podemos llegar a confundirnos y pensar que estamos enamoradas o que nos sentimos atraídas por alguien:

 

Epa, tú me gustas

Advertisement

Tienen tiempo siendo amigos. Se caen muy bien, conversan mucho, pero hasta ahí. De pronto, el chico decide llevar más allá la amistad y te dice “tú me gustas”. Te cae de sorpresa porque, en realidad, nunca lo miraste con otros ojos que no fuesen de amistad pero, al mismo tiempo, te sientes halagada, atractiva, alguien se fijó en ti, despertaste emociones en esa persona. Entonces, comienzas a sentirte diferente respecto a él. Te comienzas a arreglar bien coqueta e intentas mantenerlo enganchado; te sientes muy bien con él admirándote, hasta se te acelera el corazón. El chico quiere romance contigo ¡Se te sube la temperatura! Pero, cuidado, ese sentimiento puede ser generado solo por el hecho de que él te dijo que le gustabas y eso a todas nos hace sentir bien pero, si analizas fríamente, quizá solo te guste como amigo ¡no te confundas!

 

Qué bella eres

Detalló tus atributos; te lo dijo ¡qué halagazo! A todas nos encanta sentirnos admiradas. Puede que él no haya dicho que quiere entablar una relación contigo, pero te encanta que te diga lo linda que eres y comienzan a surgir en ti esos sentimientos extraños y diferentes, esas mariposas. Te sientes bien estando con él porque te hace sentir segura de ti misma, confiada, coqueta y puedes llegar a creer que este chico te gusta por esos sentimientos revoloteando en ti.  Pero, analiza bien la fuente de esos sentimientos ¿realmente te gusta la forma de ser, pensar y actuar de este chico? ¿O solo te encanta que te diga lo linda que te ves?

Advertisement

 

Tus amigos: “Eeeeso, se ven lindos”

Es normal que cuando tienes una buena relación de amistad con un chico tus demás amigos y amigas comiencen el bombardeo “¿Ustedes son novios o algo así?” Te cae como un balde de agua fría, te parece totalmente absurdo. Pero, a veces, tenemos amigos que no solo hacen este tipo de preguntas sino que se toman el papel de Cupido y comienzan a bromear con la posibilidad  de verte a ti y a tu amigo como pareja: “Ustedes son tal para cual”, “Ay, pero qué bonita pareja harían”, “Se ven taaan lindos”, y es ahí cuando tu cabeza se llena de pensamientos: ¿Será que sí nos vemos bien juntos?, ¿Será que sí nos iría bien como novios?

Comienzas a imaginarte con él como pareja, cómo sería estar con él de forma romántica, y todos esos pensamientos, tarde o temprano,  se traducirán en un mar de sentimientos confusos que pueden llevarte a tomar decisiones erróneas.

Analiza bien lo que causa esos sentimientos, qué generan esas emociones, hazlo por ti y por la persona a quien puedes involucrar con tus decisiones, créeme que te ahorrarás unos cuantos fiascos.

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.