Mujeres Runners: ¡Conviértete en una!

mujeres runners

Sí, ya sé que el año está avanzado, pero nunca es tarde para hacer cambios que nos ayuden a mejorar nuestra salud y por ende, nuestro estado físico. Para esto, saber a qué nos enfrentamos es realmente muy importante. El running es una de esas actividades en donde lo que necesitas primordialmente es un buen par de zapatos deportivos y la voluntad para hacerlo. Ahora bien, esto no significa que no habrán retos especialmente para nosotras, las mujeres runners (o quienes aspiren a serlo).

“Emprender un proyecto personal en cualquier área de tu vida siempre será un desafío”.

Con estas palabras de mi experimentada compañera de asfalto (es decir,  de running) Magdalena Sánchez, iniciamos esta conversación sobre lo desafiante de añadir a nuestras vidas algo por lo que desarrollamos pasión.

Magda nos cuenta que, en este caso, el desafío se da porque hablamos que entre las mujeres que inician en la disciplina del running muchas son esposas, madres, hijas, estudiantes, empleadas… a veces con un alto nivel de exigencias y responsabilidades en sus puestos de trabajo y en otros casos, mujeres de fe que rinden un servicio de calidad a Dios en sus congregaciones, iglesias o comunidades de fe.

Los desafíos siempre van a estar, desde una madre que tiene que levantarse temprano a preparar a su hijo para ir la escuela luego de haberse acostado tarde la noche anterior, completando los quehaceres del hogar; la estudiante que llega tarde de la universidad con miles de trabajos para entregar al día siguiente, hasta la trabajadora que llega agotada luego de una jornada laboral intensa, sin agregar la carga emocional que una mujer lleva y que afecta su autoestima.

Según Magda, son tantas las barreras que te alejan del ejercicio físico, que es una batalla constante. Sin embargo siempre que te lo propongas, habrá una razón motivadora para entrar en este mundo y sacar tiempo para entrenar.

¿Por qué ser mujeres runners?

El running es uno de los pocos deportes en los que tu competencia eres tú misma, ese deseo de superarte cada día, mejorando los tiempos y las distancias. Es una disciplina que te ayuda a conectarte contigo misma y esa sensación de libertad que te brinda es incalculable.

Muchas coincidimos en que mientras corremos, sentimos que este es nuestro tiempo de calidad sólo para nosotras. Conectamos con Dios, pues es un momento ideal para conversar con Él.

Otra ventaja es la hermandad que se vive en la comunidad de runners; todo el mundo te apoya, te impulsa a ser mejor y sientes que son amigos de toda la vida. En fin, si quieres una vida equilibrada, el running es altamente recomendado.

¿No tienes tiempo? Sólo debes preparar tu agenda semanal y programar ese tiempo de calidad para ti, lo puedes hacer a primera hora de la mañana, sería lo ideal para iniciar tu día llena de energía y ya no lo tengas pendiente; pero si no, puedes agendarlo para la tarde, lo importante es hacerlo al menos 3 veces a la semana para que puedas tener buenos resultados, pues, como en cada disciplina, es esencial la constancia.

¿Necesitas más motivación para iniciar en el running? Piénsalo, siempre habrá algo o alguien que te motive. ¡Lánzate!, todo está dado para conquistar el asfalto.

Agradecimientos a Magdalena Sánchez  por su colaboración para la redacción de este artículo.

DESCUBRE

Comparte este Artículo