Casarnos o vivir juntos ¿qué es lo más sano?

Cada vez son más los hombres y mujeres que deciden dar un paso más allá en su relación e irse a vivir juntos. De un tiempo para acá, las propuestas de aquellos caballeros con aquel anillo con brillantes en mano han sido reemplazadas por un par de llaves y ningún compromiso de por medio. Se ha vuelto común el “a ver si nos va bien”, ¿Las razones? podrían ser muchas, pero ¿qué es lo que realmente conviene?, ¿qué es lo más seguro?, ¿qué trae mayor provecho?, ¿cual opción agrada a Dios?

Un espacio para conocerse…

Hay quienes afirman que el irse a vivir juntos en unión libre es necesario para que las parejas puedan conocerse bien y entenderse, y de esa manera saber si son compatibles o no para compartir una vida juntos. De esa manera ambos están “seguros” y si descubren que hay diferencias, entonces cada quién agarra por su lado y después si te he visto no me acuerdo.

Lo cierto es que la cosa no es tan “segura” y libre de riesgos como el mundo te lo vende. Durante esta convivencia es inevitable no formar vínculos, en especial luego de haber compartido intimidad sexual, y a la final si la cosa no funciona, a nivel espiritual y afectivo ya las personas se habrán vinculado e inevitablemente deberán pasar por el dolor de la ruptura y posibles cicatrices emocionales.

De acuerdo a la Dra. Juli Slattery, psicóloga clínica y autora del blog en inglés “Authentic Intimacy

Advertisement
” o Intimidad Auténtica: “El límite máximo de toda la intimidad se debe alcanzar por medio del pacto matrimonial. El matrimonio significa hacer una promesa de toda la vida de fidelidad. Los votos mencionados en la boda, más que una bonita tradición, tienen el propósito de asegurarse de que no habrá rechazo por la persona con quien compartes tu cuerpo, tu corazón y tu alma. Solo el matrimonio (conforme al diseño de Dios) proporciona la garantía de la seguridad y la fidelidad“.

Por otro lado, de acuerdo al pastor y consejero en restauración sexual, José Luis Cinalli: “El matrimonio consiste en la unión física, emocional y espiritual de dos personas diferentes que se unen para formar un solo ser: ‘Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sóla carne’, Génesis 2:24. Tanto el hombre como la mujer tienen necesidades emocionales que solamente pueden ser satisfechas a través de una relación romántica y perdurable como es el matrimonio. Una pareja que solo tiene ‘sexo’ no superará la prueba del tiempo”.

Entonces, ante lo ya expuesto ¿qué momento es ideal para conocer a la pareja? pues, durante una larga amistad y un posterior período de noviazgo. La amistad te mostrará facetas que el noviazgo no y viceversa, por ello la importancia de vivir ambas etapas.

¿Y si fracasa la relación?

Cuando una pareja decide vivir en unión libre “a ver qué pasa”, es porque ambos están ya de por sí pensando en un posible fracaso. Esto es más propenso a suceder cuando uno o ambos miembros ya han sufrido decepciones fuertes en el pasado, y es comprensible que sientan cierto temor,  sin embargo, arrastrar esas heridas aún no sanadas a una relación puede resultar en una fail más. ¿Qué es lo mejor que se puede hacer después de un fracaso amoroso? Lo más sano es buscar que Dios restaure y sane las heridas antes de aventurarse en una nueva relación.

Si piensas en vivir en unión libre por temor al fracaso es porque no estás segura de esa relación, ni de que tu pareja sea un hombre confiable con quien puedas compartir el resto de tu vida. Con esto no te quiero decir que el matrimonio te garantizará el éxito en tu relación, porque no es así, sino no existirían tantos divorcios, pero hay algo que sí puede ayudarte a ti y a tu pareja a lograr ese éxito, y es el hecho de invitar a Dios a que forme parte de esa relación.

Advertisement

Ahora bien, la verdad sea dicha: Dios no puede entrar a una relación que está en contra de su diseño, Él creó el matrimonio y ese es su diseño. En contraste, las relaciones en unión libre no forman parte de ese diseño debido a que se cae en pecado sexual (fornicación) al mantener relaciones sexuales sin estar casados.

Vivir en pareja conforme al diseño de Dios = Matrimonio

La Biblia es muy clara en lo que respecta a la relación entre un hombre y una mujer, Dios creó el matrimonio para que el hombre y la mujer pudiesen compartir su intimidad sexual y espiritual de forma segura, para que pudieran procrearse y formar una familia, y también para que puedan juntos mostrar al mundo un ejemplo de cómo es el amor de Dios para con la iglesia (la humanidad). El apóstol Pablo escribió que el matrimonio era una representación de Cristo y su Iglesia (Léelo en Efesios 5: 22-33) .

De acuerdo al ministerio de Apologética e Investigación Cristiana (CARM) en su artículo “Por qué casarse” El esposo representa a un líder de servicio, entregando su vida dentro de la relación matrimonial, como lo hizo Cristo por su novia, la iglesia. La esposa sigue el ejemplo de su marido, sometiéndose a su liderazgo por encima de su propia voluntad. Esto representa como el cuerpo (la iglesia) responde a la cabeza (Jesucristo).

¿Lo ves? El matrimonio es una imagen de la gloriosa relación entre el Salvador de la humanidad y su pueblo. El matrimonio representa la belleza y la verdad de la relación eterna que tenemos con Dios, de allí su importancia.

Entonces, ¿que es lo más sano? ¿casarse o vivir juntos en unión libre? Sin lugar a dudas lo más sano para tu vida siempre será el diseño y la voluntad de Dios, Él lo ha hecho todo perfecto y hermoso, y aunque sabemos que habrán desafíos, pruebas y temporadas difíciles, vale la pena apostar por el matrimonio y disfrutarlo con la confianza de saber que podemos contar con un Dios maravilloso que sana, restaura, fortalece y nos da la victoria.

Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente. Eclesiástes 4:12 NTV

Un periodista le preguntó a una pareja de ancianos: ¿Cómo se las arreglan para estar juntos 65 años? Y ella contestó: “Nacimos en un tiempo en que si algo se rompía, se arreglaba, no se tiraba a la basura”.

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.