¿Cómo superar las fantasías sexuales?

fantasías sexuales mujer cristiana

Las fantasías sexuales que aparecen en tu mente pueden, a veces, molestarte y quizás puedan hacerte sentir como que estás permitiéndote algo que no es correcto, pero una realidad es cierta, y es que muchas veces no puedes evitarlas. Tal como lo lees, muchas veces no podrás, pero tal como dice el dicho: no puedes evitar que las aves vuelen  sobre  tu cabeza, pero sí que hagan un nido en ella.

Está bien, no debes sentirte mal por tenerlas, las fantasías sexuales son naturales para todo el mundo (incluyendo a las mujeres), ya que Dios ha creado a todos los seres humanos como seres sexuales.

Pero lo que sí puedes hacer es tratar sabiamente con esas fantasías que experimentas, ¿cómo? aprendiendo de ellas de manera que puedas sanar el dolor emocional que éstas te revelan, y disfrutar de las expresiones saludables de tu sexualidad, esa que te fue dada por Dios.

A continuación te mostraremos algunos consejos:

1. Pídele a Dios que te dé su punto de vista sobre tu sexualidad.

Puesto que Dios es quien te creó para ser un ser sexual, confía en Dios para que te revele lo que significan tus fantasías sexuales y cómo puedes utilizar esa información para usar tu sexualidad de manera sana, que te bendigan en lugar de hacerte daño.

Reconoce que las fantasías sexuales son normales y no siempre tenerlas es sinónimo de algo malo o impuro. Las fantasías sexuales son una parte normal de la vida, son simplemente ventanas en su psique, que te dan valiosa información psicológica sobre tus pensamientos y sentimientos.

Puedes utilizar tus fantasías sexuales, ya sea para fines buenos o malos; es cierto que a veces conducen al pecado y a la destrucción, pero si se utiliza para crear energía sexual en tu matrimonio, pueden conducir a un matrimonio más fuerte. Así que debes orar por sabiduría para saber cuándo debes protegerte contra fantasías malsanas y cuándo debes abrir tu mente a las fantasías que pueden enriquecer tu matrimonio.

Advertisement

2. Comprende los tres diferentes tipos de fantasías sexuales.

Existen tres tipos de fantasías sexuales, y son las siguientes:

Fantasías autoeróticas: Son pensamientos sexuales aleatorios que ocurren naturalmente, sin estimulación externa. No debes sentirte culpable por ellos, y los puedes manejar fácilmente.

Fantasías eróticas: Son esas que tú y tu cónyuge despiertan dentro de su matrimonio. Mientras que ambos prueban de ellas, no hay necesidad de sentirte culpable.

Fantasías ilícitas: Son las que Dios o tu cónyuge no aprobarían por el contexto de las relaciones reflejadas dentro de esas fantasías. Las fantasías ilícitas son señales destinadas a llamar la atención a las heridas emocionales que has sufrido, por lo que debes prestar atención a lo que te pueden enseñar acerca de ti misma, de manera que puedas buscar sanar esas heridas que te revelan.

3. Examina lo que pueden significar tus fantasías.

Reflexiona sobre las fantasías sexuales que pasan por tu mente y hazte preguntas clave acerca de ellas, tales como:

“¿Quiénes son las caras en esas fantasías?”,

 “¿Qué roles juegan?”

“¿Qué emociones primarias predominan en estas fantasías y por qué?”

“​​¿Qué evento en mi historia ha creado la necesidad de experimentar una emoción así?”

“¿Cómo esta fantasía me sirve para medicar el dolor emocional de mi pasado o del presente?”

“¿Podría haber un anhelo espiritual más profundo debajo de mis anhelos sexuales?”

“¿Qué puedo aprender de mis fantasías? “

“¿Qué fuerzas impulsoras están operando dentro de mí que a menudo me llevan a hacia patrones relacionales destructivos?”

“¿Cómo puedo curar el dolor que está causando que yo fantasee en direcciones destructivas?”.

4. Tus fantasías ilícitas nunca se interpondrán en el camino del amor de Dios para ti.

No te preocupes si estás en este momento luchando con fantasías sexuales no saludables, ya que esto jamás causará que Dios te ame menos. Dios te ama profundamente y sin condiciones. Por causa del amor de Dios hacia ti, es que puedes contar con la gracia que necesitas de Él para poder sanar esas heridas que sus fantasías ilícitas revelan.

5. Libérate de la pornografía.

Es necesario que te des cuenta de que la pornografía es dañina, por lo tanto no la uses. Debido a que mucha gente ve pornografía, son muchos los seres humanos que son abusados ​​para producirla. Y debido a los daños psicológicos que causa este tipo de contenido, es que tu capacidad de experimentar la auténtica intimidad sexual dentro del matrimonio podría verse reducida.

Si utilizas la pornografía para alimentar tus fantasías, pregúntate a qué tipo de imágenes estás más atraída y qué emociones subyacentes estás tratando de sofocar, amplificar, o equilibrar con fantasías sobre esas imágenes. Entonces considera qué mensajes son los que esas emociones están tratando de enviar, y pide a Dios que te muestre cómo se puede buscar de una mejor manera la sanación emocional que necesitas.

Advertisement

6. Busca a Dios (en lugar de otras personas) para satisfacer tus necesidades.

Es necesario que tengas algo muy claro: Dios es el único que en última instancia puede satisfacer todas tus necesidades. Incluso esas necesidades más profundas que de pronto puedes fantasear que pueda cubrir otra persona (satisfacción, provisión y comodidad).

Así que no uses tu cuerpo para hacer trueques con el fin de tratar de conseguir que otras personas satisfagan tus necesidades. Es importante reconocer que lo que pudiste haber estado buscando desesperadamente en otros, yace en el poder de Dios, a través de tu relación con él, y todo lo que tienes que hacer es acudir a Dios para reclamar lo que has estado buscando.

Una vez que hayas aprendido a confiar en Dios para satisfacer tus necesidades emocionales más profundas, también puedes aprender a cómo expresar afecto hacia otras personas en formas saludables y santas.

7. Si estás casada, invierte tus mejores esfuerzos en tu matrimonio.

Dios ha diseñado el matrimonio para que sea el único contexto en el que las energías sexuales se pueden expresar de manera saludable, y cuando centras tus energías sexuales en tu cónyuge, tu matrimonio puede crecer más fortalecido.

Así que si estás casada, haz tu mejor esfuerzo para desarrollar una intimidad sana con tu cónyuge. Dios puede mostrarte cómo utilizar tus fantasías para energizar tu vida sexual marital, para que tú y tu cónyuge puedan acercarse más a Dios y a su vez ustedes entre sí.

8. Si eres soltera, dirige tus energías sexuales hacia otras actividades.

Si eres soltera, no hay manera saludable para expresar tus energías sexuales a través de relaciones sexuales hasta que te cases. Así, que mientras que estás soltera, dirige esas energías en actividades saludables, como el ejercicio y el trabajo creativo. Aunque no lo creas, estas actividades pueden ser muy gratificantes.

9. Expón las raíces de fantasías acerca de tabúes.

Si fantaseas acerca de relaciones gay o lésbicas, violación, incesto, reconoce que esas cosas van contra el orden natural de cómo Dios ha hecho la creación y que te harán daño tanto a ti como a los demás si se practican. Si fantaseas esclavitud, sadismo, masoquismo, entiende que nunca ha sido el plan de Dios para el placer sexual implicar cualquier cosa que cause dolor a otros.

10. Pon a la fantasía en su lugar.

Es necesario desactivar el poder poco saludable que las fantasías tienen sobre ti, para ello es bueno centrarse en otras cosas que te apasionen, confiar tus instintos a Dios más que a otras personas, negándote a racionalizar la estupidez, confiando en la gracia de Dios para evitar el pecado, mediante el fortalecimiento de tu matrimonio por lo que ni tu cónyuge ni tú se vean tentados a tener una aventura, y confiando en Dios para que tú y tu cónyuge lleguen a niveles más profundos de conexión sexual y espiritual.

Advertisement

Adaptado del libro “La Falacia de Grey: Cincuenta sombras de realidad para tus pensamientos y fantasías sexuales”, (2012) derechos de autor de Shannon Ethridge. Publicado por Thomas Nelson, Inc. Para profundizar este tema puedes acceder a una vista previa del libro aquí

Shannon Ethridge es un conferencista internacional y life coach certificada. Ella tiene una maestría en consejería / relaciones humanas de la Universidad de la Libertad y es autor del millón de copias, más vendido serie batalla de cada mujer. Más información www.ShannonEthridge.com.

¿QUIERES SER BLOGGER?

DESCUBRE

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.