Descubre por qué ese “amor” no es para ti

Cuando ese “amor” no es para ti

Dicen que el amor es una de las principales causas de depresión y tristeza, pero NO ES EL AMOR, sino eso que llaman salidas o citas, relaciones infructuosas y tóxicas, sentimientos confusos, ganas de no querer estar solo, y puedes seguir añadiendo a la lista en fin cuando ese “amor” no es para ti.

¿Pero por qué sucede?

Porque nos fijamos en la persona equivocada, por razones equivocadas. Y es que si hiciéramos caso a los amigos, padres, y a las señales de humo que nos envían desde el cielo, quizás nos iría un poco mejor en este asunto.

Muchas veces, puedes estar con una persona a quien aprecias, se quieren, pero por más que lo intentan, simplemente, no se llevan bien, van de pelea en pelea y todo resulta en una relación muy poco saludable. Cuando alguien, frente a esta situación te aconseja… te cierras, te tapas los oídos y dices que lucharás valientemente por esa relación porque se aman. Tú misma, en ocasiones, tienes tus dudas, pero te sacudes y te dices que toda pareja tiene problemas y diferencias.

Advertisement

Pero, corazón, si es más el tiempo que pasan intentando arreglar las cosas, discutiendo o viendo el modo de no generarse molestias que realmente viviendo y dejando fluir felizmente las cosas, déjame decirte que estás en una relación sin rumbo. “Pero, él no es malo”, “Es que nadie lo entiende”, “Solo yo puedo tolerarlo”, “Él me quiere”, “Nos gustamos”… eso dices a quienes siempre te aconsejan que es momento de que sueltes eso. Y ¿sabes una cosa? Tienes toda la razón, no es un tipo malo, has aprendido a quererlo como es y, sin duda, él te quiere, pero, sencillamente, no es para ti.

Es que, por supuesto, cuando se vieron se flecharon y, quizás, no hubo tiempo de conocerse lo suficiente, esa etapa de sincera amistad en la que conoces a alguien en sus buenos días y en sus  malos, sus sueños, sus ambiciones, sus hobbies, sus pensamientos más profundos, sus actitudes más espontáneas. No había tiempo para esto, estaban demasiado “enamorados” y decidieron saltarse este paso.

“Pero sí tenemos cosas en común”, dices… !Vamos!, que a ambos les guste ver Friends y comer pizza, no cuenta. Él es una persona bondadosa, interesante, te trata como princesa, te da regalos y procura demostrar como puede que te quiere; cuando no están peleando, realmente, logran pasarla muy bien. PERO…No te diste cuenta de que tenían actitudes que el otro nunca lograría tolerar sin salir herido. No notaste que sus valores no coincidían con los tuyos, no tuviste tiempo de saber que cada uno quería rumbos diferentes, tenían visiones que no se complementaban. Ya estabas dentro de esa relación con él cuando descubriste que, por más que lo quieren y lo intentan, no están siendo felices.

Advertisement

Nadie te dice que él es malo, hija, nadie quiere desterrarlo de tu vida por mismísimo placer maquiavélico… solo no eres enteramente feliz con él, no es para ti. Quizás, alguien más, algún día, será feliz con él, y tú lo serás también, pero con el verdadero amor de tu vida, el indicado para ti.

¿QUIERES SER BLOGGER?

DESCUBRE

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.