EL Coaching, ¿Una nueva moda?

Seguro has escuchado estos últimos tiempos de la creciente movida del Coaching. Personalmente cuando supe de este tema, primero pensé que era una forma más de sacarle dinero a personas con problemas, sin embargo, luego de investigar un poco y ver directamente un proceso de coaching, cambié de pensar, me identifiqué mucho con el proceso e incluso busqué mi propio coach.

Resulta que he descubierto varias cosas acerca del coaching que quiero compartir contigo a fin de refrescarte un poco la mente con información cierta, para que evalúes este tema y puedas, incluso, verificar si necesitas uno.

El coaching no es nada nuevo

El término “coaching” nació, de hecho, en el siglo 16. En ese tiempo, las personas se transportaban en carretas con ruedas de madera o metal, por lo cual los viajeros llegaban a sus destinos bastante adoloridos debido a la falta de amortiguación de estos vehículos de asientos de madera. Luego, unos visionarios inventaron unas ruedas de caucho, y además acolcharon los asientos, por lo cual luego podrían transportarse los pasajeros más cómodamente. El kocsi szeker o carro de kocs, vino a ser el mejor auto de la época, promocionado por el rey Fernando III. Al conductor del kocsi szecer le llamaban el Coacher.  El carruaje: el coach. Su función: “llevar a otros a su meta de forma segura”.

Luego de esto, el término fue reformado para ser utilizado por aquellas personas que, de alguna forma, fomentaban el alcance de metas, sobre todo en el ámbito deportivo, como Timothy Gallwey, quien creó un método y escribió un libro titulado El Juego Interior, donde básicamente explica que los obstáculos autoimpuestos son aquellos que limitan a una persona a alcanzar su potencial.

Posterior a esto, personas como John Whitmore, Tim Gallway y Tony Robbins extendieron el estudio de este método en los procesos de mejora y desarrollo personal, llevándolo más allá del ámbito deportivo, al ámbito de alcance de metas de vida (Life coaching), organizaciones (Coaching Organizacional), entre otros, así como generando nuevas técnicas y formatos que soportan el proceso de ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial.

Todos necesitamos un coach

Y es que realmente, ¿cuántos de nosotros nos hemos propuesto metas que no hemos sido capaces de cumplir? Y sobre todo, desconocemos el porqué.

El trabajo del coach es ayudar a la persona a descubrir qué es lo que lo ha estado limitando y a su vez plantearse metas realistas y claras para encaminarse a hacerlo. Y el término “descubrir” es importante, ya que el buen coach, no le dice a la persona la razón ni lo que debe hacer (aunque lo sepa o intuya), el buen coach hace buenas preguntas, es así como la persona, en su proceso de introspección, entiende desde sí mismo lo que ha dejado de hacer, lo que ha debido iniciar y comienza a hacer planes de acuerdo a sus capacidades.

Es posible que hasta ahora aún no veas la necesidad de un coach. Pero piénsalo: si vas al gimnasio y tu entrenador no te dirige, ¿sabes cómo vas a lograr tu meta física? Probablemente termines haciendo lo mismo que otros por repetición, no porque realmente es lo que le conviene a tu cuerpo. Así es cuando nos planteamos metas personales, cuando tratamos de reaplicar ideas que le funcionaron a otros que tienen competencias distintas a las nuestras, nos encontramos en algún punto frustrados, por eso es que necesitamos a alguien que nos ayude a alinear nuestras expectativas con la realidad y a plantearnos pasos claros y medibles que nos permitan vislumbrar si estamos cerca o no de cumplir nuestras metas.

Coaching no es terapia

Otro punto importante a aclarar es que el Coaching no funciona como terapia psicológica, es decir, si tienes algún problema depresivo, emocional, de carácter, luchas o miedos fundados en traumas del pasado, esto no lo vas a arreglar con sesiones de coaching. En este caso, el coach deberá identificar si la razón por la cual estás buscando coaching realmente podrás encaminarla a través de esta metodología o si deberá remitirte con un especialista.

El mundo del Coaching es algo apasionante. Poder descubrir de ti mismo lo que debes hacer para alcanzar aquello que deseas te permite tener un momento “WOW”, y lo mejor de todo es comenzar a caminar en pro de esos sueños, energizando tu mente y cuerpo.

Si te interesó este tema y quieres saber más, hay mucha información en la web. También te invito a que puedas buscar un Coach cercano o escribirme a mis redes y con gusto puedo darte más información.

Recuerda que muchas veces no es la meta, sino cómo decidimos encaminarnos hacia ella.

DESCUBRE

Comparte este Artículo