Cartas de amor de Nuestro Rey: Siempre estoy contigo

cartas de amor de nuestro rey

Aún recuerdo el día de tu nacimiento, tu madre allí nerviosa, era un momento especial para mí, una hija mía venía al mundo, hechura mía, un diseño magnífico en el cual había depositado tanto amor, tantos talentos, tanta belleza. Y finalmente allí estabas, una niña preciosa, un capullo de rosas.

Recuerdo cada momento que has vivido hasta hoy, cuando diste tus primeros pasos, cuando salieron tus primeros dientes, tu primer día de escuela, cada caída que has tenido, lo recuerdo todo, lo sé todo de ti, ¿y sabes por qué? Porque Yo siempre estoy contigo, a tu lado.

Hoy, en tu día a día estoy contigo, aunque te empeñes en ponerlo en duda; hija mía, no te he abandonado. Sé que no puedes verme, e incluso, hay días en que en medio de la desolación y tu aparente soledad no puedes sentirme, pero créeme, mi amada, Yo siempre estoy contigo.

Si supieras cuanto te amo y cuanto anhelo tu amor, tu dolor es mi dolor, Yo quiero lo mejor para ti. Entrégate por completo a mí y Yo sanaré tus heridas.

Cierra tus ojos princesa, y medita en esta verdad: mi amor por ti es eterno, fiel, incomparable, solo Yo puedo llenar tu vacío, solo mi amor puede llenar tu pequeño corazón. ¿Por qué dudas de mi amor, hermosa mía? ¿Acaso las pruebas de la vida te han cegado el alma?

No puedo prometerte que no tendrás tribulación, la permito en tu vida para que así puedas crecer y convertirte en la mujer valiente que Yo diseñé. Las tribulaciones son necesarias para desarrollar tu carácter y tu fe en mí. Créeme, las pasarás todas porque Yo jamás te abandonaré en medio de ellas.

No puedo obligarte a aceptar lo que ofrezco, te doy la libertad de elegir, pero una cosa sí te aseguro, que solo en mi regazo hallarás paz, esa que tanto buscas en medio de tu agitada agenda, esa que anhelas desde lo más profundo de tu alma.

Acéptame, amada mía. Acepta mi amor en tú corazón, acepta la salvación que te ofrezco, entrégame tu corazón.

Con amor incondicional,

Tu Padre, Tu Rey,

Dios.

DESCUBRE

Comparte este Artículo