Una entaconada gamer

Aunque para muchos sea algo exótico o inusual, el tema de las chicas gamers se ha vuelto muy popular en los últimos años. Ya no es algo sumamente anormal ver a una chica amante de los videojuegos.  Pero, como todo en esta vida, para la mayoría las mujeres gamers son definidas por un estereotipo: lentes ópticos de pasta gruesa, túneles o piercings en alguna parte del cuerpo, cabello negro o en su defecto colores fuscia, rojo o turquesa con un corte llamativo o largo como la chica “creepy” de La Familia Addams; no puede faltar la vestimenta gótica o algo que se identifique con alguna subcultura urbana; converse, vans o zapatillas skate. Sí, esto es lo que normalmente consideraríamos como una “friki”.

Ahora bien, alguien tiene que decirle al mundo y al resto de la comunidad friki que no todas las chicas gamers tenemos que tener un estilo de subcultura urbana (gótico, punk, otaku, emo…) para ser amantes de los videojuegos.

Es muy usual que me encuentre en medio de una conversación trivial –sobretodo donde haya hombres- y salga a relucir el tema de los juegos online. “¿Y tú juegas League of Legends! –con un tono de desconcierto imposible de no percibir- “Sí, ¿por qué?” –suelo preguntar como si no notara su asombro- “Ahm…¡es que TE VES MUY NORMAL!”.

No señores, no hay que ser “anormal” para que a una mujer le gusten los videojuegos.

Lo malo de este asunto de las chicas gamers es que las mujeres conocemos lo atrayente que puede ser para los hombres- algunos denominarían a una chica gamer como la novia perfecta- y de ahí han nacido las “posers”: chicas realmente atractivas que muchas veces por sentirse codiciadas hacen sexys cosplays (encarnar o disfrazarse de un personaje animado) o se toman fotos mordiendo controles de Xbox o posando con vestimenta muy sugerente (o sin ella en lo absoluto) frente al monitor de un computador.

Es en esta cuestión cuando caemos nuevamente en la desgracia de los estereotipos: Si dices ser gamer pero no tienes el aspecto “friki”, entonces te consideran una “poser”. ¿No puedo ser una chica normal que le apasionan los videojuegos y ya?

Hola, soy Dayanni, me pongo zapatos de tacón, uso vestidos rosados, no tengo el pelo azul y soy gamer.

 

DESCUBRE

Comparte este Artículo