Ese momento incómodo: “Sólo somos amigos” (Segunda parte)

En la entrada anterior hablábamos un poco sobre ese incómodo momento donde te aclaran que “sólo son amigos”. Una situación recurrente en la que las mujeres –y también muchos hombres- suelen invertir horas y horas en una relación que no va a terminar en el enlace soñado: un noviazgo.

Si aún conservas el tormentoso dilema del “será que sí, será que no”, a continuación un par de claves que, en líneas generales, podrían ayudarte a dejar la capita de Mujer Maravilla al lado, ser de carne y hueso, y decir: ¡Siguiente!

No es tan fácil como se lee, pero puedes intentarlo:

-No más chicas aeropuerto. Nos encanta el romance y estamos sobresaturadas de él. Las novelas y comedias románticas hollywoodenses nos han hecho creer que justo cinco minutos antes de que finalice la película, él se dará cuenta que ella es la mujer de su vida, reflexionará y cruzará el aeropuerto (corriendo, por supuesto) para pedirle que no se vaya, que él ¡la ama! Y sí, eso queda muy bonito en 80 minutos de film

Advertisement
, pero en la vida real no lo es tanto. Si alguien no te ha demostrado abiertamente con acciones y palabras, luego de un tiempo razonable, que está interesado en ti y que no te quiere para algo más que  una amiga, tal vez, es porque no le interesa algo más. Punto.

-“No estoy listo para una relación”. Sí, todavía existen quienes usan ese argumento. Luego de varias semanas y hasta meses de coqueteos te salen con que no pueden asumir el reto de entrar en una relación, aunque tengan meses hablando, saliendo y compartiendo cantidad de horas juntos. Y sí, posiblemente él tenga razón, no está listo para asumir una relación contigo, (porque para establecer un noviazgo respetable se necesita un mínimo de compromiso), así que no es necesario que seas una erudita en psicología o física cuántica para comprender que él no te quiere tanto como para salirse de la comodidad y arriesgarse por ti.

-“Es que él ha sufrido mucho” y otras excusas. Puede que sí, que haya vivido algunas decepciones amorosas, que su ex haya sido terriblemente mala, puede que venga de un hogar disfuncional y que los matrimonios de su familia hayan fracasado y tenga miedo al compromiso, todo eso es aceptable, pero más del 70 % de la población, al menos en Latinoamérica, ha pasado por eso. Así que por mucha abnegación que tengas, no puedes esperar perennemente a que por fin se de cuenta que lo de ustedes sí vale la pena.

Advertisement

-Sólo de carne y huesos. Por lo general, e insisto siempre hay sus excepciones, las mujeres, por nuestro instinto maternal, podemos caer en la tentación de querer cuidar, salvar y acomodar a cuanto hombre nos pase por el frente. Es como si tomáramos una capita de superhéroes y decidiéramos, inconscientemente, cambiar lo incambiable. Ejemplo: “Él sí me quiere, pero está confundido” y seguimos ancladas allí, porque estamos convencidas que, tarde o temprano, le aclararemos la duda. Y eso está mal, simplemente tenemos que comprender que no debemos redimir, ni salvar, ni ser más fuerte que nadie. Si él no demuestra interés y no termina de estar muy convencido de tener una relación estable, lo mejor es que seas una simple mortal más a la que sí, probablemente le duela el desaire, pero que con dignidad, puedas decir: ¡adiós!

-“Mal interpretaste todo”. Decidiste salir de la duda, te armaste de valor y le preguntaste cuáles eran realmente sus intenciones y respondió que sólo eran amigos, que malinterpretaste todas sus atenciones (por cierto, se puso un poco disgustado por tu malísima percepción). Vamos aclarar esto de una vez: No, no debemos repasar quinientas veces lo que pasó, ni arrepentirte de haberlo hecho, por muy disonante que sea su respuesta y por muchos globos que se te hayan explotado, es momento de afrontar la desilusión y continuar adelante. No es tu culpa, no lo merecías, pero debes continuar.

No creo que las relaciones sean tan sencillas y que haya un “abc” para llevar una vida en pareja saludable y tener un final feliz, pero sí creo que debemos desintoxicarnos de muchos preceptos peliculeros como “entre más drama, más fuerte es el amor”. Pues aunque no todo en una relación será color de rosa, sí es cierto que no tenemos que hacer una tesis doctoral para convencer a alguien que valemos el esfuerzo. Si estás pasando por algo así, no te desesperes, ya conseguirás a alguien que sí le intereses lo suficiente como para entablar una linda relación contigo.

Comparte este Artículo

smiling-young-beautiful-woman-using-mobile-phone-XB8WMJW.jpg
logo entaconadas

Síguenos en Instagram

Y disfruta de todo el contenido, reflexiones, frases, vídeos y Lives que allí compartimos.