5 tips para mostrar tu amistad en momentos de dificultad

5 tips para mostrar tu amistad en momentos de dificultad

¿Cómo mostrar tu amistad cuando esa amiga está sufriendo? Te cuento una anécdota para ilustrarte…

Hace poco que inició el año y es cuando más nos dedicamos a para planificar y establecer metas; cuando sacamos a flote nuestra mejor cara y tratamos de tener nuestro mejor ánimo y la mejor actitud; pero el mundo sigue su curso y cada día trae su afán y somos afectadas en diferentes áreas de nuestras vidas.

Cada fin de año, desde hace un tiempo, me reúno con unas amigas; comemos, conversamos, en fin, la pasamos muy bien. Este fin de año reciente no fue la excepción y no solo eso, sino que planeamos un segundo encuentro el cual no se concretó, pues el hermano de una de las chicas perdió la vida y otra terminó su matrimonio… Poco a poco me fui enterando de situaciones difíciles en las que se encontraban varias de mis amigas y conocidas, así que no ha sido un inicio de año fácil para muchas.

De ellas admiro el hecho de que tuvieron el valor y la confianza de compartir  su situación y saber que no están solas; es importante saber que el simple hecho de sentirse escuchada ya representa un alivio, pues hay momentos en que lo que necesitamos es externar eso que nos afecta y si sientes que debes llorar, pues llora, eso no te hace débil sino humana y te aseguro te sentirás mejor.

Si por otro lado viene una amiga a buscar apoyo en ti, no la señales, no le reproches, no la acuses; aunque previamente le hayas aconsejado mil veces, este no es el momento para apuntar con el dedo.

Si la situación es que ha sufrido una pérdida no le digas que es algo normal, que son cosas que suceden o que lo supere ya ¡Error! deja que procese su duelo, cada quien lo lleva de manera diferente.

En los momentos de dificultad es cuando más podemos mostrar nuestra amistad, en los momentos felices para cualquiera es fácil estar.

Cómo apoyar a una amiga en momentos de dificultad

  1. Permanece cerca: Parece obvio, pero sucede que, a veces, cuando se está en medio de un proceso, muchas personas deciden es estar solas, aunque no sea lo más aconsejable. En este caso, no seamos invasivas, pero no desaparezcamos de la vida de esa persona, tratemos de acercarnos sutilmente hasta que podamos estar lo suficientemente cerca y así ayudar.
  2. Sé firme: No ofrezcas tu apoyo y luego desaparezcas del entorno; alguien que te necesita confió en ti, si bien puede que trate de alejarte o piense que es una carga para ti, muéstrale que no es así y que te complace estar cerca y ser apoyo en este momento particular.
  3. No compares tus problemas con los suyos: Es cierto, todas tenemos problemas; hemos perdido un ser amado, terminado una relación, fracasado en un negocio, en fin, hemos atravesado y superado algún dolor; pero no todas asumimos el dolor y los problemas de la misma forma ni en el mismo lapso de tiempo. Ninguna situación es igual a otra aunque pueda ser parecida, así que no le digas: “a mí me pasó y no es para tanto” o “ya lo superarás”. Te aseguro que si lo haces en vez de ayudar estarás haciéndole sentir que es una persona débil y harás que se cierre al momento de externar sus sentimientos.
  4. Escucha: Estar ahí puede ser lo que necesitamos hacer por alguien, que sepan que cuentan con nuestro apoyo, que tienen un hombro para descansar y un par de oídos que le escuchan. Si sientes que no tienes palabras en ese momento solo escucha y brinda tu apoyo y compañía.
  5. Ora: La oración siempre será uno de tus mejores recursos, sea creyente o no ofrece orar juntas y si no es posible, entonces intercede por ella en tu tiempo de oración. Recuerda que Dios siempre escucha el clamor de un corazón sincero.

La verdadera amistad no es fácil de cultivar, ser amigo es una decisión; los amigos son personas que elegimos para que nos acompañen en la vida, no son una imposición o una obligación; aceptamos estar ahí en las buenas, en cada risa y carcajada y en las malas en cada proceso y momento de dolor.

Dice Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.  

 

Esther Herrera

@madajari

Comparte este Artículo