Despedida de soltera: 7 ideas originales para organizarla

despedida de soltera

La despedida de soltera es una de las mejores ocasiones para compartir entre amigas, sobre todo cuando una del team decide unirse por el resto de su vida en matrimonio. Existen las típicas celebraciones tradicionales entre las futuras novias, pero los tiempos han cambiado y los gustos también.

¿Quieres organizar la despedida de soltera de tu mejor amiga y no sabes por donde empezar? no te preocupes, hay muchas maneras de hacer de esta celebración un momento especial, aquí te diremos 7 ideas para despedidas de soltera diferentes que puedes hacer con tus amigas.

1. Despedida al estilo pijamada:

Que mejor que su última noche de soltera juntas, recordando vivencias, con mascarillas hidratantes en la cara, viendo películas de chicas y comiendo sin parar (esa noche no hay dieta que valga).

2. Una tarde en el parque de diversiones:

El matrimonio trae consigo una nueva etapa de madurez, así que que mejor manera de celebrar la última noche de soltería que jugando como niñas en un parque de diversiones, comprando algodones de azúcar y paletas de helado.

3. Váyanse de shopping:

No hay nada que guste más a un grupo de mujeres que ir de compras juntas, probarse atuendos y pescar una que otra rebaja. Aprovechen de comprar la lencería para la novia, y por qué no, un buen perfume para deleitar a su amado.

4. Tomen un tour por la ciudad:

Sí, pueden rentar un mini bus o similar con chófer y todo que las lleve a recorrer varios lugares lindos de tu ciudad, y dentro del mismo ir compartiendo anécdotas y juegos.

5. Vayan juntas a un spa:

Un plan que sin duda la novia sabrá agradecer, en medio de el estrés de los preparativos, relajarse y recuperar energías para lucir radiante en su gran día, ¡y qué mejor que hacerlo con amigas!

6. Escápense a la playa o al menos pasen un día de piscina:

Si la fecha lo permite, pueden darse una escapadita a alguna playa o piscina cercana, tomar un bronceado natural y pasarla de lo mejor en el agua.

7. Tomen alguna clase juntas:

Puede ser un taller de cocina o de baile, dependiendo de los gustos de la agasajada, lo cierto es que es una idea divertida para compartir entre amigas que quizás no vuelva a repetirse.

Y tú ¿Qué otra idea agregarías a la lista?

Claves para tener una buena y duradera amistad

No es fácil encontrar buenos amigos, de esos que son para toda la vida, al punto que sentimos que ya forman parte de nuestra familia. Por eso, como son tan escasos, debemos darles el valor que se merecen y dedicarles el tiempo y la atención que necesita esa relación de amistad.

En el mes del amor y la amistad, te comparto algunas claves para cultivar una buena amistad:

Debes ser un buen amigo

Aquello que siembras, cosechas. Por tanto, si siembras amor y cariño, eso recibirás. Proverbios 18:24 dice: “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano”. Por tanto, si buscamos tener una linda y duradera amistad, primero debemos ser ese buen amigo que anhelamos tener.

Debes ser un amigo fiel

La confianza es uno de los principales pilares de toda relación de amistad exitosa y duradera. Es vital que seas una persona confiable para tus amigos y que encuentren en ti a una persona con la cual puedan contar en los buenos y en los malos momentos. Para construir una buena base de confianza, es imperativo que seas una persona leal. Así que no compartas las cosas que tus amigos te cuenten en la intimidad. La clave está en “tratar a los demás como ustedes quieran ser tratados”, (Lucas 6:31).

Cultiva la amistad

No importa los meses o años que pasen sin verse, los verdaderos amigos son los que siempre están ahí y que, cuando los vuelves a ver es como si no hubiera pasado el tiempo entre ustedes.  No obstante, aunque la distancia los separe, es importante mantener un contacto regular, ya sea mediante llamadas telefónicas, por las redes sociales, WhatsApp, correo electrónico, entre otras alternativas. Debes demostrarle a tus amigos que te interesas por ellos, que quieres estar informado de todo lo que les pase en su vida, aún cuando haya muchos kilómetros de por medio. Recuerda: “El amigo siempre es amigo, y en los tiempos difíciles es más que un hermano”, (Proverbios 17:17).

Demuéstrales tu amor

Cuando una persona es valiosa para ti y es uno de tus mejores amigos, es importante que se lo demuestres con palabras y gestos de cariño. Dile cuánto lo quieres y hazle saber que te bendice su amistad. Tip: Descubre cuál es su Lenguaje del Amor y demuéstrale cuánto lo quieres hablando su propio lenguaje, ya sea Palabras de afirmación, Regalos, Actos de Servicio, Toque físico o Tiempo de Calidad.

Pide perdón y acepta el perdón

En el caso de que hayas discutido con alguno de tus mejores amigos, busca la manera de reconciliarte con él o con ella. Deja el orgullo a un lado y pide perdón si fuiste el culpable o acepta el perdón si fuiste el ofendido. Recuerda: “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos”, (Proverbios 19:9).

Mi mejor amiga tiene una relación con mi ex novio ¿cómo afrontarlo?

mi mejor amiga y mi ex

Queridas Entaconadas, me gustaría saber su punto de vista ante una situación. Mi mejor amiga y mi ex novio tienen una relación, ellos asisten a la misma iglesia que yo ¿Cómo debo afrontarlo? ¿Cuáles serían las conductas adecuadas para sanar dicha traición?

Entaconadas responde:

Querida lectora: La verdad es que la situación que planteas es bastante incómoda. Para comenzar, queremos acotar que aunque hablas de traición, tu pregunta no nos deja en claro si ese chico decidió andar con tu amiga aún estando en un noviazgo contigo o si te refieres a que, luego de que ustedes terminaron su relación, fue que tu amiga y tu ex novio comenzaron la relación que ahora sostienen.

Sea cual sea el caso, si fue premeditado o no, sabemos que tanto el chico en cuestión como tu amiga han ocasionado una herida en tu corazón y sin importar mucho de qué manera se dieron las cosas, claramente te enfrentas a un proceso de perdón.

Amiga, en términos generales y respondiendo a tu segunda pregunta, el evangelio no lo podemos vivir siguiendo procedimientos o conductas (eso sería vivir religión), más bien se trata de decidir cada día morir a nuestro ego y a nuestra manera de manejarnos para dejar que sea Dios mismo trabajando en nuestros corazones como Él quiere, a través de su palabra y presencia; pero tal como lo mencionamos, hacer esto cada día es una decisión que nos compete a nosotras asumir.

Asimismo funciona con el perdón, para perdonar no tienes que sentirlo, tampoco es necesario que te pidan perdón para hacerlo e inclusive, quizás hasta tengas todas tus razones para argumentar que ellos no merecen tu perdón, pero igual, si deseas hacer lo que Jesús haría, debes decidir perdonarlos; ese es el primer paso si deseas que tu corazón empiece a sanar de esa traición.

El perdón representa el primer paso hacia la sanidad del corazón porque espiritualmente:

  1. Estás cumpliendo con la voluntad de Dios.
  2. Porque cuando nos disponemos a hacerlo aunque no lo queramos, lo hacemos por amor a Dios, a su palabra y a ti misma (a fin de poder avanzar).
  3. Porque estás diciendo a lo que viviste que no importa la magnitud del daño que te causó, sino que decides soltar esa herida sin guardar resentimientos para abrir paso a la libertad y sanidad de Dios en ti.

Sé lo duro que puede ser verlos en la iglesia, pero ¿sabes qué? Cuando nos congregamos, lo hacemos porque vamos a entregarnos a Dios y a recibir lo que Dios tiene para nosotras. Con esto queremos decir que no cometas el error de dejar de asistir a la iglesia o apartarte completamente de ella, pues, ahora más que nunca necesitas aferrarte a Dios para que pueda sanar tu corazón.

Ahora bien, en el caso de que tu iglesia tenga varios servicios a diferentes horas, procura ir a una hora en la que sepas que ellos no asistirán, pero si esto no es posible, simplemente ve y al terminar el servicio, no te quedes afuera conversando a fin de evitar pasar por momentos incómodos, esto sólo mientras te habitúas a lo que vives, pues al principio la herida está a flor de piel y es cuando más nos afecta; sin embargo, en cuanto te sientas mejor regresa a tus hábitos normales de compartir con el resto de los miembros de tu iglesia.

Con respecto a tu amiga, no sé si aún mantienes una relación de amistad con ella, pero lo mejor es tomar la mayor distancia posible, de manera que tu corazón tenga el tiempo de sanar. Ahora mismo no sería adecuado buscar ni entender razones. Es importante que sepas que mientras esa herida no sane, si mantienes tu amistad como si nada, sólo estarás alimentando el resentimiento y exponiéndote a escenarios que podrían abrir más la herida de tu corazón.

En conclusión, es tiempo de aferrarte a Dios. Sólo Él podrá restaurar tu corazón, pero para ello debes estar dispuesta a entregarle todas las piezas y a dejarlo obrar como Él quiere. Aunque sea doloroso, cuando el proceso pase habrás aprendido el poder y la importancia del perdón, y cuando en el futuro recuerdes lo que ahora vives o cuentes tu historia, ya no habrá ni una pizca de dolor ni amargura hacia lo sucedido o hacia ellos, sólo habrá agradecimiento porque ese proceso te hizo más fuerte en Jesús.

¿Somos amigos o novios? Límites emocionales en la amistad

amigos o novios

Cuando tenemos amigos varones, es muy común encontrarnos con la situación que, al hacernos muy cercanos, la relación se empieza a convertir en “algo más” aún sin darnos cuenta y cuando esto sucede, puede pasar que uno de los dos tienda a confundir las cosas, abriendo paso a la duda. Entonces comienzan las preguntas: ¿somos amigos o somos novios?, ¿le gusto o no le gusto?, ¿estoy enamorada de él?

Pero ¡espera!, quiero aclarar que profundizar tu conexión con alguien no es necesariamente algo malo. Si estás saliendo con alguien, entonces ese compartir en realidad los puede acercar más, justo lo que quieres si estás dentro de un noviazgo en sí o de una amistad con miras a un noviazgo de parte y parte.

El problema ocurre cuando repetidamente compartes demasiado de ti y abres mucho tu corazón a alguien con quien no quieres salir o no te gusta y viceversa, (es decir, que esa persona te haga eso a ti). Si aprendes a ser consciente de esto, te salvarás a ti misma y a las personas en tu vida de un dolor y confusión innecesarios.

¿Aún no entiendes bien de lo que hablo? No te preocupes, en el siguiente video te comparto un ejemplo que viví, además de explicarte mejor cuáles son los límites emocionales en la amistad y algunas prácticas que debes detectar y evitar, ya que profundizan la intimidad y por lo tanto pueden traspasar los límites emocionales entre amigos.

Me quedé sin amigas, ¿qué puedo hacer para no sentirme tan sola?

me quede sin amigas

Hace poco tiempo una de nuestras lectoras nos pidió consejo acerca de qué podía hacer en su tiempo libre, ya que se sentía muy sola porque se había quedado con pocas amigas y las que tenía estaban tan ocupadas en su propia vida que no tenían ya tiempo de compartir con ella.

¿En qué invierto mi tiempo? ¡quisiera tener un novio o alguien con quién compartir pero, ¡no quiero unirme a alguien solo por evitar mi soledad! ¿Qué hago? – Nos comentaba.

Entaconadas responde:

Hola,linda. Leo lo que nos cuentas y recuerdo algo que viví cuando empecé a buscar de Dios. En mi caso, cuando Dios empezó a trabajar genuinamente conmigo, fue quitando personas de mi lado, personas que eran mis amigos y a quienes quería mucho, pero que hoy entiendo no me convenían. Fue algo realmente duro para mí porque soy una persona muy sociable, y para ese entonces, lo único que tenía como distracción era salir con ellos o estar en sus casas (y era algo que hacía casi todos los días). ? Así que luego de un tiempo me encontré que me había quedado sola y no solo batallaba con la soledad, sino con la costumbre del estilo de vida que llevaba.

Recuerdo que igual seguía yendo a la iglesia pero no tenía ni siquiera amigos cristianos, eso se convirtió en algo que me empezó a afectar, pero como a Dios no le podemos esconder nada, hice dos cosas:

☝ Afiancé la relación con mi familia: Ahora hablaba más con mamá, con papá y con mi hermano; y lo segundo y más importante:

✌ Le pedí a Dios que me diera amigos que me edificaran: Y no me preocupé más por eso, porque ahora Él conocía mi necesidad, ¡así de simple! No pasaron ni dos meses cuando de manera inexplicable, estaba entablando amistad con varias personas. Y digo “inexplicable” porque de verdad ni sé cómo es que empecé a hablar con esas personas o si se me acercaron a mí, ? simplemente fue Dios supliendo mi necesidad.

Luego de un tiempo, entré en un proceso personal muy fuerte donde mi corazón salió muy lastimado de una relación fallida y para poder sanar por completo y de una vez por todas, tuve que tomar la decisión de apartarme por buen tiempo de TODOS esos buenos amigos que había hecho, ¿la razón? también eran los amigos más cercanos del chico que necesitaba superar, y bueno, resultaba inevitable que siempre coincidiéramos en reuniones (cosa que no me hacía nada bien); además había otra razón de la cual no era consciente y de la que te hablaré más adelante… En fin, así me vi bien sola de nuevo por varios meses, justo cuando más necesitaba en quién apoyarme (pensaba). ?

Te comento todo esto por tres razones:

1. Desconozco la razón por la cual dices que no tienes amigos, pero si se trata de que quienes eran tus amigos, Dios mismo los quitó de tu vida, entonces no sientas mal por eso, porque solo Él sabe con quién te conviene andar o no.

2. Dios conoce TODAS tus necesidades, pero también quieres que se las cuentes porque su Espíritu Santo es tu mejor amigo, así que pídele a Él que te dé amistades duraderas y fidedignas, no solo para pasar el rato, y ante todo ¡confía y reposa en que Él te las dará!, en vez de dejarte envolver por los sentimientos negativos que eso te genera.

3. A veces Dios nos cerca con un único objetivo: que dejemos de andar buscando el llenar nuestros vacíos con lo que alguien más puede darnos (consuelo, amistad, compañía, amor…) cuando sólo en Él esos vacíos pueden ser genuinamente llenados.

Invierte tiempo en cultivar tu relación con Dios:

Y hablando de acercarse más a Dios, justo eso fue lo que me pasó la última vez que me vi sola; en el momento que más anhelaba compañía y distracción, Dios mismo me llamaba diciendo: “¡Hey, no es con ellos, no es con tu mejor amiga ni alguien más; es conmigo que tienes que relacionarte más!”

En mi caso, Él me llamaba a tener más comunión con Él, a dejarme arropar por el Espíritu Santo y a conocerlo como mi amigo fiel, ese que nunca me abandona y al único que necesito para sentirme plena, aunque nadie más esté ahí. ?

En lo particular, y mientras escribo estas líneas, siento en mi corazón que parte de lo que estás viviendo es un llamado que Dios te está haciendo para que cultives tu relación con Él, ¿qué tan seguido estás hablando con Él? ¿Le has contado cómo te sientes? ¿Te estás ocupando de hablar más con Él a fin de entablar una relación, y no hacerlo solo por pedirle lo que necesitas?

Querida lectora, ¡cuídate MUCHO de malinterpretar esos vacíos! No es tiempo de abrir corazón a chicos, porque –por más que te repitas lo contrario, y como bien lo dices– andarás con alguien solo por acompañar tu soledad, y eso es muy delicado porque puede generar grandes consecuencias.

Cultiva tu relación contigo misma, tu desarrollo personal y tu buena autoestima:

Mientras trabajas en cultivar tu relación con Dios a diario, puedes cultivar tu relación contigo misma y hay ¡infinidad de cosas que puedes hacer! Sal a correr, ejercítate, ve a una plaza a leer un libro, explora tu creatividad, practica proyectos DIY, dibuja, escribe, cocina, inscríbete en un curso de algo que te guste hacer, ¡hay tantas maneras de ocupar tu mente y disfrutar de tu propia compañía! ¡La vida es mucho más que un computador o nuestro smartphone! Lo más importante lo tienes: ¡El tiempo! ☺ así que inviértelo sabiamente:

1. Cultivando tu relación con Dios (ese es el llamado primordial)

2. Cultivando tu relación contigo misma.

Y recuerda, ¡no te afanes por lo que aún no llega ni te sientas mal por nada! Mejor mira lo que tienes a la mano. Como dice la palabra de Dios en Eclesiastés 3:11; ❝Él ha hecho todo apropiado a su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones, sin embargo el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin❞.

Ocúpate en descubrir esas maravillosas cosas… ☺ Háblalo con Dios y que sea Él quién te confirme lo que está demandando de ti en este tiempo. ? Recuerda que su presencia lo llena TODO, como lo dice su palabra: ❝Tú me enseñas el camino de la vida; con tu presencia me llenas de alegría; ¡estando a tu lado seré siempre dichoso!❞ Salmos 16:11.

Cuando mi amiga(o) no es lo que esperaba

amistad

Todos tenemos un concepto de amistad en nuestra cabeza, ese concepto lo aplicamos para la gran mayoría de las relaciones que desarrollamos en nuestra vida. Algo que sucede muy a menudo es que no nos damos cuenta y creemos que ese concepto es el mismo que todos los demás entienden también.

Solamente cuando somos desilusionados o heridos nos damos cuenta que la otra persona no tuvo nunca el mismo concepto que nosotros. Tras algunas experiencias personales y las de otros llegué a la conclusión de que hay diferentes tipos de amistad, todas son buenas y agradables, algunas temporales y otras permanentes; sin embargo es bueno darte el tiempo para conocer a las personas para saber identificarlas. Yo entendí que podía diferenciarlas, y encontré los siguientes tipos:

Amistades para invertir:

Son aquellas amistades en donde te involucras, inviertes tu tiempo, tu sabiduría y tus esfuerzos por ayudar a esa persona a crecer y a mostrarle a través de tus experiencias cómo enfrentar diversas situaciones. Estas amistades son necesarias, ya que es la forma a través de la cual multiplicas lo que eres y das amor a otros. Algo importante sobre esto es que no necesariamente vas a recibir lo mismo de vuelta; esto no significa que vas a dejar de dar, sin embargo estar claro en este aspecto te permite entender si llega el momento en que compruebes que no estás recibiendo de vuelta y no sentirte herido(a).

Amistades Transitorias:

Son amistades que pasan una etapa de su vida contigo, hay una temporada en la que son inseparables y no falta un plan juntos(as). Comparten, ríen, hablan muchísimo y se involucran en sus vidas. Algo importante sobre estas amistades es que debes identificar su profundidad. ¿Se ayudan mutuamente? ¿Existe la conciliación? Cuando hay una diferencia, ¿se soluciona o se evade? Cuando hay una dificultad, ¿están presentes? ¿Qué tan superficiales son las conversaciones? Saber responder estas preguntas te permitirá entender si esa amistad se queda en esta clasificación o si pasa a la siguiente.

Amistades providenciales:

Me gusta explicarlas como un sistema de tanques de agua. Hay momentos en los que vacías tu tanque sobre esa amistad y otros cuando tu tanque es retroalimentado. Son aquellas amistades donde su principal característica es el crecimiento mutuo. Existe transparencia de decir lo que no está bien con la firme voluntad de ayudar y corregir con amor. Existe respeto ante las diferencias y las conversaciones pueden ir de superficiales a profundas y viceversa. Algo importante sobre estas amistades es que permanecen en el tiempo. Pueden pasar meses o años sin entablar una conversación y con tan solo unos minutos recuperar el tiempo. Traen alegría a tu corazón y mucha añoranza. Estas amistades hay que cuidarlas y amarlas, porque son las que probablemente estarán junto a ti el resto de tu vida.

He aprendido que es importante identificarlas. También he experimentado momentos en los que una amistad para invertir se vuelve en una providencial y qué satisfactorio es ver que la persona en la que invertiste tu tiempo, progresivamente va enseñándote y aportando a tu crecimiento también, darte cuenta que los frutos de esa inversión es lo que se va convirtiendo una relación profunda y bonita que permanece en el tiempo.

Habla a Dios, pídele que te guíe en sabiduría y discernimiento para invertir bien tus perlas. Que el día de mañana no te veas solitario(a) preguntándote ¿dónde están tus amistades? Si te conduces de esta manera, podrás guardar tu corazón y a su vez preocuparte por dar de lo que tienes desinteresadamente, amar a tu prójimo y depositar las perlas de tu amistad con un propósito que agrade a Dios y a ti mismo(a).

Escrito por Lisangel Paolini.

Lisangel es Ingeniera y se desempeña como Especialista en Compras Logísticas P&G Venezuela. Hija de Dios, Life Coach, apasionada por el liderazgo. Con intenciones de conferencista y escritora. Es miembro de la Iglesia Las Buenas Nuevas del Este en Barquisimeto, Venezuela. Yo ❤ mi Iglesia LBNE. Instagram: @lisangel_p