10 Consejos para lucir vientre plano El Nº 6 me ha ayudado mucho

Honestamente, no creo en los estereotipos de belleza que nos muestra el mundo, creo que cada una de nosotras fue creada hermosa, es por eso que este artículo no está enfocado en lucir un vientre plano como un “estereotipo ideal”, sino más bien se trata de un asunto de salud, pues los médicos afirman que las personas con exceso de grasa abdominal se encuentran más propensas a padecer las llamadas enfermedades modernas, que son la diabetes, hipertensión y problemas cardíacos.

Por otro lado, recuerda que La Biblia nos dice que nuestro cuerpo es templo de Dios, por tanto, entre otras cosas debemos cuidarlo, manteniéndonos sanas y fuertes para dar lo mejor de nosotras en todo momento. Así que no importa cuál sea tu edad, si tienes 15 o 35 esto es para ti.

Las buenas noticias son que disminuir esa grasita abdominal es posible y aquí te dejamos 10 consejos que desde ya puedes poner en práctica, eso sí, con mucha constancia y fuerza de voluntad.

10 Consejos para lucir vientre plano

1. Mantente hidratada

Hoy en día con la amplia gama de termos aislantes de varios colores y modelos, no hay excusa para no tomar agua donde quiera que estés. Lleva tu termo siempre contigo y recárgalo con frecuencia con agua. La idea es que tomes de seis a ocho vasos de agua al día.

2. Dile no al refresco (gaseosa)

Y al té artificial… y a cualquier bebida que venga en un frasco con etiqueta y marca comercial. Sí ya sé que suena duro, pero lo cierto es que todas estas bebidas son ricas en azúcar refinada y full químicos cuyo nombre a veces ni sabemos pronunciar. Lo mejor es lo natural, si vas a un sitio a comer pide como bebida algún jugo natural sin azúcar, té natural o agua. Las leches vegetales también son lo máximo.

3. Evita la comida chatarra

Sé  que es muy rica, práctica y a veces lo más rápido en momentos en que no tenemos mucho tiempo, de vez en cuando es aceptable, ¿pero todos los días?, ¡no, por favor!, fuerza de voluntad, amiga, esta comida está llena de grasas malas, productos refinados y químicos raros. ¡Evítala!

4. Cambia los refinados por lo integral

Sí, cambia el pan blanco por pan integral, el arroz blanco por arroz integral, la pasta por pasta integral. Lo integral es bueno, contiene fibra y la fibra te ayudará a eliminar de tu organismo más rapidamente aquello que no te hace falta.

5. Come proteínas

Las que ya conoces como la carne, el pollo y el pescado, y las no tan conocidas como la clara de huevo y la mezcla de lentejas + arroz. Las frutas y vegetales también tienen proteína pero en menor cantidad.

6. Aumenta tu consumo de frutas y vegetales

No solo inclúyelos en tus comidas, también incorpóralos en tus meriendas o para “matar” algún antojito de momento. Incluye ensaladas en tus almuerzos y cenas, frutas en tus desayunos, meriendas y postres, recuerda que hay mucho de cierto en eso de que una manzana (fresa, banana, cualquier fruta, etc.) al día mantiene al doctor lejos.

7. Mantén tu metabolismo activo

Si eres de las personas que no suele merendar, te recomiendo comenzar a hacerlo y me cuentas. ¿Por qué merendar? Fácil, porque mantiene tu metabolismo activo, siempre quemando calorías, porque tu estómago no está vacío, se mantiene ocupado. Puedes comenzar merendando una manzana o pera, un puñado de frutos secos al natural, una o dos galletas de avena hechas en casa, etc.

8. Cocínate

De vez en cuando consiéntete tú misma y prepárate algo rico. De esa manera tú y solo tú tendrás el control absoluto de lo que comes, usando cosas naturales, frescas y hasta puedes ponerte creativa e inventar nuevos platos.

9. Haz ejercicio

De esta no puedes salvarte jaja, es necesario que lo hagas para sentirte bien. Verás que en un par de semanas hasta tendrás más energía y esa grasita de más empezará a notarse menos.

10. Y finalmente… ponte metas cortas

En lo que a esto respecta, amiga, es un trabajo de hormiguita. No te desanimes si no bajaste 10 kilos en un mes ¡eso es una locura! Debes tenerte paciencia, mimarte y amarte durante el proceso. Recuerda que solo hay una TÚ en el mundo y que haces falta. Te queremos bien, así que ponte metas pequeñas, de esa manera evitamos la frustración y el estrés y avanzamos a paso seguro.

Ahora te toca a ti hablar, cuéntanos ¿qué consejo te pareció el más sencillo? ¿cuál resultará un reto para ti?

Comparte este artículo con alguna amiga a quien creas que le pueda servir.

Foto por: Serge Bertasius

Comparte este Artículo